Sobre los berrinches hay muchas preguntas, es un tema que preocupa a la mayoría de papás porque no sabemos como debemos actuar.  Por un lado tenemos quienes nos dicen que cuando un niño tiene un berrinche , hay que ignorarle y se le pasará, hay quienes opinan que no se les debe dejar llorar o patalear y que hay que cortar de inmediato el mal comportamiento, hay quienes creen que amenazar o castigar es la forma de controlar y podemos continuar con las distintas estrategias de control que se escuchan.

Lo cierto es que muchas de esas formas pueden controlar el berrinche pero no están llegando a la base del problema, es decir a la raíz por la cual se están dando los berrinches, es como tapar el síntoma pero no curar la enfermedad.

Lo primero que se debe hacer para atacar el origen del mal comportamiento, es entender que todo berrinche responde a una necesidad no cubierta y si nosotros identificamos cual es la necesidad y la cubrimos correctamente , el berrinche desaparece.

¿POR QUÉ LOS NIÑOS HACEN BERRINCHES?

Porque tienen hambre, sueño o están cansados
Porque tienen necesidad de conectar con uno de sus padres
Porque están incómodos, enfermos o molestos

Los niños no hacen berrinche porque estén malcriados, en realidad el niño está tratando de comunicar lo que necesita y cuando siente que no lo entiendes es normal que explote en un berrinche.

Es muy común escuchar a los padres decir que el niño hace berrinche para llamar la atención y en parte es cierto, pero hay que distinguir en llamar la atención y pedir por conexión. Los niños necesitan sentirse conectados con sus padres y si esto no se da, entónces lo piden en forma de mal comportamientos o berrinches para lograr así llamar la atención de los padres y conectar con ellos.

Si los padres aprendemos a identificar qué situaciones son las que generalmente detonan un berrinche, entónces podemos anticipar y cubrir la necesidad para evitar el mal comportamiento, por ejemplo llevarle a dormir a la hora necesaria, darle de comer sano y no dulces a la hora que corresponde, darle tiempo de juego y contacto para que no necesite llamar la atención a través del berrinche.

Estas técnicas y el observar, nos van a ayudar a ir disminuyendo la frecuencia de los berrinches.

COMO ACTUAR FRENTE A UN BERRINCHE?

Respira y cálmate para separarte de la situación.

Reconoce su necesidad.

Conecta con él, hazle saber que estás ahí, que lo entiendes, tómalo de los brazos de forma amorosa. No intentes razonar con él en este momento.

Resuelve ahora que ya sabes por qué está hacien- do el berrinche.

Recuenta, por ejemplo, narra algo con animales describiendo la situación y mencionando la forma en que se puede resolver. La práctica del cuento le ayuda a regular sus emociones.

En conclusión, no se trata entonces de que el niño se salga con la suya, se trata de llenar sus necesidades con anticipación, acompañar al niño en su proceso de entender sus emociones y canalizarlas de forma calmada.

Si es que los padres pierden la cabeza y gritan o reaccionan negativamente frente a un berrinche, es porque el adulto está también actuando con un berrinche y los hijos aprenden de este comportamiento, si los padres afrontan el berrinche de forma calmada, eso es lo que va a aprender el niño.

Si esto te está pasando y necesitas mas ayuda, puedes contactarnos para aprender sobre nuestros cursos y el coaching familiar que proporcionamos.

info@horizontesecuador.com          0992739792 / 099 266 8546          horizontesecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *