Hace mucho tiempo tengo una deuda contigo. He estado luchando, por años e inútilmente, contra ti. Como si fueras mi peor enemigo, cuando, en realidad, eres el mejor de los aliados. Hoy, ha llegado el momento de decirte que lo siento y de agradecerte el permitirme usarte para existir en este plano terrenal. Sin ti, no podría mi alma, jamás, experimentar todo a lo que tenemos acceso aquellos que contamos con la dicha de tener cuerpos humanos.

Eres bello, cuerpo. Así, tal cual eres. Que fácil resulta ver la belleza en los otros y vivir dando cumplidos y halagos a los demás. Sin embargo, con que frecuencia somos incapaces de mirarnos en un espejo y decirnos que qué bien y guapos que estamos. Que gran problema este que tenemos las personas con la inconformidad. De darnos duro, de menospreciarnos o de exigirnos demasiado.

Mientras crecía, no sé ni cuántas veces te dije que te odiaba. Me empeñaba en compararme con las imágenes que nos vendían los medios, añorando que mis formas fueran más pequeñas. Que difícil irte viendo transformarte, y expandirte, en mi adolescencia, cuando en muchos casos prefería, aún, pasar desapercibida. Perdóname por haber permitido que las opiniones de otros determinaran mis sentimientos hacia ti.

Siento mucho haberte privado de alimentos que te hacían feliz, para reemplazarlos por bebidas y comidas que ni mi boca ni mi estómago soportaban. Que vergüenza contigo, cuerpo. Sí que estaba loca. Que mal estuvo haber vuelto tu valía dependiente de los números que marcaba una báscula.

Siento mucho haberte comparado con animales, por su tamaño y color. Que pena haberte dicho cosas hirientes y dolorosas. Perdón por haberme enfadado cada vez que crecía mi barriga. La quiero mucho, de verás. En ella cargaré, con amor, a los hijos que, quizás, vendrán algún día.

Cuántas veces intenté hacer posiciones acrobáticas para esconder mis brazos en las fotos. Benditos sean mis brazos, si son ellos los que me permiten experimentar lo maravillosos que son los abrazos. Son, además, exhibición constante de las pulseras que evidencian mi alma gitana y colorida.

Tranquilo, ya sé que mi cara está bien así como está. Mis ojos, mi boca, mi nariz y mis orejas son perfectas, porque a través de ellos puedo ver, oler, escuchar y saborear todas las maravillas que la vida tiene para ofrecerme. Y ni hablar de mis cachetes. Gracias a ellos puedo sentir los besos del sol y las caricias del viento. Sobre mi pelo, trata de olvidar, por favor, todas esas veces que dije que lo quería más liso o más abundante. Gracias por permitirme jugar con él para ser todo lo femenina y coqueta que me gusta ser.

Discúlpame por no haberte escuchado cada vez que intentabas expresar que algo andaba mal. Era más fácil silenciarte con medicamentos, que adentrarme para identificar qué me pasaba a nivel emocional. Gracias por, a pesar de todo, seguirme regalando una excelente salud.

¿Qué tal las que te he hecho pasar para verme unos centímetros más alta? No te prometo que dejaré de usar tacones, porque los amo, pero sí intentare que sean cómodos, para no volver a hacer que me duelan o me sangren los pies.

Me costó mucho aceptar el que me dieras piernas gruesas y fuertes. Claro, tú sabías bien que las necesitaría para andar por el mundo y poder caminar por todas aquellas ciudades desconocidas que soñé visitar. ¿Cómo obviar mis caderas que se cantonean por la mezcla de la sangre Caribe y Árabe que corre por mis venas?

¿Sabes una cosa, cuerpo? De verdad, te amo. Me demoré un poco en darme cuenta lo valioso que eres, pero heme aquí, haciéndote una promesa de amor eterno, para cuidarte y respetarte, sin importar qué. Por favor, quédate conmigo todo el tiempo que sea necesario y yo, a cambio, lo sabré agradecer. Te cuidaré tan bien como tú has cuidado de mi alma durante tantos años. Gracias por permitirme seguir existiendo aquí.

Con todo el amor que hay en mí,

Shadya

P.D.: Gracia por mi sonrisa, porque es el mejor regalo que tengo para ofrecer y refleja mi alma agradecida y feliz. ♥

Facebook:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10214410436113302&id=1190390752

PH: la increíble LuisAna

Instagram:

https://www.instagram.com/luisanamphotography/

https://www.facebook.com/luisanamphotography/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *