Cuando el cielo es el límite!
Ana Isabel Idrovo deportista de élite y mamá.

Mamá Deportista!!

Mi nombre es Ana Isabel Idrovo , tengo 32 años y soy madre de dos maravillosos niños de 7 y 8 años.

A los 22 años Estudiaba Psicología Deportiva en Argentina y en las vacaciones decidí emprender un nuevo viaje en bicicleta por la Patagonia, estaba todo preparado sería un viaje de muchos kilómetros y nuevas aventuras, faltaban ya solo pocos días para el viaje cuando me entere que esperaba a mi primer Hijo Emilio.

Desde los 8 años no me había bajado de mi bicicleta, pedalear y viajar era lo que más me gustaba hacer y ahora iba hacer MAMÁ!!

Llego el día del viaje, tome mi bicicletas las maletas y con mi bebe en la panza empecé a Pedalear por la maravillosa Patagonia, La vida me estaba diciendo que las aventuras, los viajes, el deporte y el ciclismo no se habían terminado para mi, simplemente la vida me daba un gran compañero de aventuras que me enseñaría a amar como nunca lo había hecho antes y un año más tarde llegaría otro gran compañero, mi Samuel y juntos seguiríamos explorando el mundo.

Ser madre no es fácil y menos si tienes un negocio y practicas un deporte a nivel competitivo pero es importante encontrar un equilibrio en todo lo que se hace, el deporte me hace feliz y mis hijos merecen una mamá feliz.

Los primeros años fueron difíciles porque tenía a dos bebes de pañales y teta era muy difícil encontrar tiempo para entrenar sin embargo siempre me las ingeniaba y mientras dormían me ponía hacer Pilates o cualquier ejercicio que me mantuviera en forma para cuando sea el momento de regresar a las carreras, además de tener unos padres increíbles que me han ayudado a criar a mis hijos y me han apoyado para que pueda seguir siendo una Mamá – deportista.

Cuando crecieron un poquito más se volvieron mis animadores – abastos en todas mis carreras y cuando tenían 4 y 5 años viajaron con migo a mi primer Triatlón en Galapagos, a los 5 y 6 años viajamos nuevamente los 3 a Europa a ver el Tour de Francia, un sueño que lo tenía pendiente y el sueño de mi hijo Emilio de conocer la Torre Eiffel.

Ahora me preparo para la carrera mas importante y dura del ciclismo que se será en África en la cual participo con mi novio Felipe y espero que mis hijos puedan acompañarme y vivamos este sueño juntos los 4.

Que nuestros hijos no se conviertan nunca en un obstáculo para cumplir nuestras metas y sueños sino todo lo contrario, que sean nuestra fortaleza y motivación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *